Acceso y Reparto de Beneficios

Acceso y Reparto de Beneficios

Acceso y Reparto de Beneficios

600 450 Proyecto Gobernanza de la Biodiversidad

Acceso y Reparto de Beneficios: por un uso justo y sustentable de la biodiversidad

El Acceso y Reparto de Beneficios es la última idea de la comunidad internacional para crear un entorno institucional y social estable, pero sobre todo efectivo, para el cuidado del planeta.

Salvar al planeta: de los esfuerzos de gobierno a los sociales

Como esfuerzo institucional e internacional, el movimiento ecologista tomó forma a mediados de los años 70 con la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. En sus primeros años el Programa se enfocó en la conservación de ecosistemas y especies en riesgo, pero pronto se volvió evidente que es imposible en el largo plazo si no se recluta el apoyo de la sociedad para vigilar, cuidar y recuperar espacios naturales.

Tales preocupaciones fueron incluidas en el Convenio sobre la Diversidad Biológica, que de 1992 a la fecha ha sido ratificado por casi todos los países del mundo – Estados Unidos, receloso de cooperar con el resto del mundo, es la excepción notable.

El Acceso y Reparto de Beneficios es un ejemplo de esta nueva generación de regulaciones ambientales.

¿Qué es el Acceso y Reparto de Beneficios?

El tercer objetivo del Convenio sobre la Diversidad Biológica estipula que los beneficios derivados del uso de recursos genéticos deben repartirse de manera justa y equitativa. Si, por ejemplo, una farmacéutica suiza desarrollara un tratamiento a partir del conocimiento medicinal tradicional de los mayas, debería compartir con ellos parte de los beneficios científicos y comerciales que reciba de dicho tratamiento.

La razón es simple: si la farmacéutica entrega beneficios a los mayas, ellos están incentivados para proteger el entorno natural donde tal planta medicinal es hallada. La comunidad internacional fomenta, con esta clase de normas, que todos los actores sociales se involucren en el cuidado de la biodiversidad – cuando toda la responsabilidad se dejaba a las autoridades, los resultados eran ineficientes.

En este contexto el Convenio sobre la Diversidad Biológica – regulado a su vez por el Protocolo de Nagoya, que trata específicamente sobre Acceso y Reparto de Beneficios – establece que cuando un usuario de recursos biológicos se relacione con un proveedor, deben respetarse estos acuerdos mínimos:

  • Los Estados tienen soberanía sobre sus recursos naturales y, por lo tanto, sobre sus recursos biológicos y genéticos.
  • El Consentimiento Previo Informado de los proveedores de recursos biológicos es condición necesaria de todo acuerdo. Si un usuario de tales recursos los extrae sin el consentimiento de una comunidad, puede enfrentar consecuencias legales.
  • Los proveedores de recursos biológicos, para fines prácticos, tienden a ser las comunidades indígenas y locales, porque viven en las zonas donde está la mayoría de la riqueza biológica del mundo y normalmente tienen Conocimiento Tradicional asociado a tal riqueza – saber que tal o cual planta puede usarse como fibra textil, por ejemplo.
  • Todos los acuerdos internacionales en materia de uso de recursos biológicos, para tener validez jurídica, deben ser supervisados y aprobados por la ABS Clearinghouse del Convenio sobre la Diversidad Biológica, cuya labor es vigilar el cumplimiento de los principios de Acceso y Reparto de Beneficios.

Incentivos para usar sustentablemente

El valor científico y comercial de la biodiversidad ha provocado, en el pasado, que sea destruida y explotada sin control. Hoy tenemos normas que lo impiden, pero como no hay suficientes policías para patrullar cada kilómetro del mundo, se necesitaba un método para involucrar a todos los sectores en su protección.

El Acceso y Reparto de Beneficios es la base de este método: para todo recurso biológico con valor económico o científico, habrá una comunidad nacional, indígena o local dueña del recurso y una empresa, universidad o gobierno interesada en explotarlo. Si alineamos sus incentivos de manera que todos estén interesados en usar tal recurso de manera sustentable, prevenimos el agotamiento de tal recurso y de todos los demás que se hallen en el ecosistema donde se le halla – incluso todos aquellos sin ningún valor. Usando el orégano que hallamos en una selva, por ejemplo, creamos un incentivo para que nadie quiera destruirla por completo.

El modelo de Acceso y Reparto de Beneficios es la más reciente iteración de los esfuerzos de la comunidad internacional por salvar al medio ambiente y la biodiversidad, pero creemos que es un paso en la dirección adecuada: solo involucrando a la mayor cantidad posible de personas en el cuidado de la biodiversidad podremos salvar al planeta y solo creando incentivos duraderos para que tal cuidado permanezca garantizaremos que no sean esfuerzos esporádicos.

Gobernanza de la Biodiversidad: diálogo abierto

Nuestra meta es impulsar el Acceso y Reparto de Beneficios mediante alianzas con proyectos que muestran cómo puede funcionar en la práctica.

Si tienes alguna duda adicional sobre este tema, quieres documentación adicional al respecto o no estás de acuerdo con nosotros, puedes dejarnos comentarios en esta entrada, en Facebook o en Twitter. El Proyecto es resultado de la cooperación internacional y está en permanente búsqueda del diálogo con todos los sectores de la sociedad y la opinión pública, ¡tu opinión y apreciaciones son de suma importancia para nosotros!

Con información de ABS Initiative

Leave a Reply

Your email address will not be published.